Según Fedefutbol, el partido será parte de una gira que realizará el equipo irlandés por Centroamérica, donde también enfrentará a la selección mundialista de Panamá (el 29 de mayo).

Sobre este fogueo, el director de selecciones de Costa Rica, Diego Brenes, afirmó que es un duelo que se venía programando "para que toda la afición despida a la Selección Nacional" antes de su partida para disputar el Mundial, siempre tomando en cuenta las fortalezas del equipo europeo como un punto de referencia y justificación del encuentro.

 

Al respecto, comentó que "Irlanda del Norte es una de las selecciones europeas no clasificadas al Mundial de mejor nivel", puesto que apenas se quedó por fuera de la competición en una repesca ante Suiza, país que será rival del equipo costarricense en el Grupo E de Rusia 2018.

En esta línea, Brenes más bien destacó que el equipo irlandés sigue "bien ubicado en la clasificación de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA)" , donde actualmente ocupa el puesto número 24 e incluso supera al equipo costarricense (26).

Tras este partido, la Fedefutbol confirmó que la selección de Costa Rica viajará directamente a Europa, donde podría jugar otros amistosos, hasta el inicio de su participación mundialista contra Serbia (17 de junio).

"Estamos trabajando en poder coordinar otra serie de amistosos en territorio europeo para llegar con la aclimatación necesaria por el huso horario y demás" , apuntó Brenes sobre ese tema.

Antes de todos esos partidos, también se tiene previsto negociar enfrentamientos para las fechas FIFA del 19 al 27 de marzo, momento en el que se podrán disputar uno o dos juegos preparatorios, según se defina a inicios del próximo año.

Costa Rica se encuentra desde ya preparándose para enfrentar el Mundial de Rusia 2018, donde jugará ante Serbia, Brasil y Suiza (entre el 17 y el 27 de junio) durante la fase de grupos.